Renegociar el pacto

Fuente
UNA tarde de domingo golpeó a la puerta el diablo. Muy educado él, bien abrigado a pesar del calor. Sin aflojar la sonrisa, dijo que venía por el 50% de mi alma. Me puse a reír. El diablo también. “Oye, es cierto, no es broma. Tienes que pasársela”, dijo mi padre acercándose por detrás. “Ay, papá, ¿cómo se le ocurre que voy a creer en esta ridiculez?”, respondí.

-¿Y a ti cómo se te ocurre que yo pude comprarme esta tremenda casa?

-¿Y por qué el 50%?

-Tienes 37 años y todavía no te independizas, es justo que me cooperes.   

Comentarios

  1. Muy bueno el micro .

    Las cosas han cambiado mucho, antes los jóvenes se independizaban antes, ahora con 30 años todavía viven con los padres.

    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  2. Con la otra media podía haber negociado algun sitio para que pudiera ir a vivir el chico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué gran negocio! ocurrencia no le falta al padre. Abrazos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Hasta en el mismísimo infierno llegaron las finanzas. Y no es extraño, ahí debe estar repleto de expertos financieros.
    Como siempre, un relato tremendamente original.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Todos han de colaborar en los gastos familiares ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Buenísimo, tocayo! Hasta el diablo negocia hoy teniendo en cuenta las circunstancias actuales. La verdad, yo también veo justo que el hijo colabore, aunque quizás debieran haberle consultado, je, je.

    ¡Saludos de lunes!

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja... el padre quiere darse sus gustos y sacarse de encima al holgazán del hijo.
    Encontró un buen recurso. ¡Muy bueno, Julio!
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  8. Cada uno tiene que participar.

    ResponderEliminar
  9. Pues no me parece mal. No se le puede echar tanta cara a la vida. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Qué bueno Julio. Y pues sí, de alguna forma debía cooperar el hijo. Qué otra cosa de valor tendría. Buenísimo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Un micro muy recurrente ya que hoy en día los hijos no se van de casa pues que colaboren. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Al diablo le va el calor, por eso no le estorba el abrigo. Ahora le querría yo ver en Madrid, con sus 40º a la sombra. A ver si seguía aguantando. Muy original Julio; no sé de dónde sacas tantas ideas... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Ja, ja, ja Divertido micro, un padre que desde luego aplica el dicho de hacer de la necesidad virtud. Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Ja, ja, muy buena educación.

    ResponderEliminar
  15. jajajaja ¡Qué bueno! Y el padre toda la razón del mundo, ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Ya va siendo hora, ya...Si no es como quiere, quizás con agua caliente lo pueda echar.
    Besos, Julio D.

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno jajaja, ni así colabora.
    Por cierto me gusta la nueva imagen de tu blog.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario